viernes, 8 de julio de 2011

Borrados de Nuevo León (2a parte)


Nativa del Noreste de Mexico, Interpretacion por J. Elias
Sigo imaginando a los primeros habitantes de Nuevo León, a quienes los españoles llamaron borrados, pelones, rayados, barretados, etc. Son sorprendentes los relatos y descripciones que hace Caveza de Vaca, Alonso de León y Arlegui sobre los habitantes del noreste de México, sus costumbres y aspecto físico. Estudios recientes de arqueólogos y antropólogos sobre la zona ayudan a mirarlos desde otro punto de vista. Si fueron capaces de representar la Naturaleza  en petroglifos como los del Frontón de Piedras Pintas (Parras NL), Boca de Potrerillos (Mina NL), en Nacaz e Icamole (García, NL) y en cientos de otros sitios esparcidos en el Estado de NL, no debieron ser tan cortos de mente, ni debió haber sido tanto "el barbarismo, ceguera y bestialidad de esta gente" como afirma Alonso de León en su Historia de Nuevo León. Y en otra parte de su historia De León dice refiriéndose a los aborígenes de NL: 
"Son de corta capacidad, sin ningún discurso, prontos a hacer cualquier mal o traición, y si hallan ocasion, no la pierden; inclinados a hurtar; es gente mentirosa, vana y enemiga de todo lo criado; no cultivan la tierra, ni siembran; viven libres, en ociosidad, raiz de todos los males en que estan sepultados".
Es obvio que el autor es hijo de su tiempo. Los españoles veían en las costumbres de aquellas gentes algo diabólico. Para ellos, los indios de Nuevo León eran, si no demonios, sus parientes más cercanos. Acusan de ladrones a quienes les han despojado de toda posesión, incluidas su cultura e identidad como grupo trashumante. Y sin embargo para conocer algo de ellos es necesario recurrir a estas fuentes coloniales. 

Las interrogantes sobre estos grupos son muchísimas. Muchas más que las respuestas. ¿Cuántos grupos había? ¿Qué lenguas hablaban? y de estas lenguas ¿Cuales estaban emparentadas? ¿Qué trayectos recorrían en su lucha por la sobrevivencia en un medio bastante hostil? ¿Cuales eran los límites de cada tribu? ¿Cuál la interacción además de la guerra? ¿Tenían centros de culto, de reunión para eventos litúrgicos, etc? ¿Fueron los ancestros de estos quienes elaboraron los petroglifos esparcidos por el estado? ¿Fueron otros que nada tienen que vero con ellos? 

Algo se sabe de ellos, algunos datos de sus costumbres, una lista inmensa de nombres sacadas de fuentes coloniales (En el Handbook of North American Indians, Volume 10 de William C. Sturtevant se enumeran solo para el área de Nuevo León unos 315 nombres), el uso de la lengua Quinigua de algunas de estas tribus, especialmente de los llamados borrados. Algunos autores han sugerido que muchas de estas tribus hablaban alguna lengua emparentada con la conocida como Coahuilteca, pero hay mucha discusión y dudas en torno a ese tema. Un primer intento de recolección de vocablos Quinigua a partir de textos coloniales lo hizo Eugenio del Hoyo en 1960 en su Libro Vocablos de la lengua quinigua de los indios borrados del noreste de MéxicoEn el campo de la arqueología, entre 1960-1967, un grupo de estudiosos de la Universidad de Texas, en Austin, encabezado por Jeremiah F. Epstein, emprendió un amplio programa de investigación en el Noreste de México que permitió el avance en el conocimiento de sus pobladores, y las costumbres y manifestaciones culturales de éstos.

La descripción más directa de las costumbres, atuendos y aspecto de las tribus que habitaron las cercanías de Monterrey cuando se llevó a cabo la fundación de la ciudad es, sin duda, la de Alonso de León. Sobre su aspecto él escribe:

Muchaca nativa del Noreste de Mexico, Interpretacion por J. Elias
"Andan los varones desnudos, en carnes, y tal vez se ponen unas suelas en los pies, atadas con unas correas, que llaman cacles, para defensa de las espinas; los cabellos largos, traen caidos atras, con una correa de venado, que les da la punta a las nalgas, o sueltos, como mas quieren; pintanse las caras en general, cada nacion con diferentes rayas, y otros todo el cuerpo, a la larga, atravesadas, derechas las rayas, o ondeadas, cual suele estar la tireba; algunos tienen, de la coronilla a la frente, pelado y rayado, que nacen las rayas de las narices: llamanlos calvos o pelones; y esta parte pelada, unas naciones la tienen mas ancha que otras, pero todas muy lisa, de arte que, apenas apunta el velio, cuando lo quitan, que parece, segun esta aquella parte, que el artificio ha convertido en naturaleza y que no podra nacer cabello; mas nace, si lo dejan. No difieren las indias de ellos, en las rayas muy poco, ni en lo demas; ellas cubren sus partes deshonestas con heno o zacate o unos torcidos que hacen de cierta yerba, como lino, y sobre eso suelen, las que lo tienen, ponerse, como faldellin, un cuero de venado atras, y otro adelante; este, mas corto, que da a las espinillas; aquel les arrastra un palmo, del cual cuelgan cuentas, o frisoles o frutillas duras; o otros generos de caracoles o dientes de animales, que hacen un ruido al andar, que tienen por muy gran gala; suelen traer otro cuero colgado al hombro, como cobija".

Y yo de atrevido me pongo a hacer dibujos de ellos a sabiendas que es casi, si no imposible, reproducir la imagen de aquellos primeros habitantes de NL. Aquí las dejo por si interesan a alguien. 

_______________

Artículo Relacionado:

Macario Leal, el Cautivo en el Blog de Juan Crouset


Enhanced by Zemanta

4 comentarios:

Juan Crouset dijo...

¡ Excelentes intentos Jorge !
La verdad es que hay pocos antecedentes.
Yo al leer a Alonso de León, no puedo dejar de asociar sus descripciones con algunos indígenas del Amazonas. Sobre todo por esa especie de tonsura de fraile que se hacían algunos en el pelo.
Si uno teclea YANOMAMI en el buscador de imágenes del Google, aparecen muchos rostros que pueden evocarnos algo muy similar a lo descrito por estos españoles.
Felicidades de nuevo por tu habilidad para ilustrar estas descripciones.

eljasjorge4 dijo...

Gracias Juan Crouset.
Es cierto. Los escritores coloniales, al no dejarnos mas que descripciones escritas de estas tribus (sin ningún boceto o dibujo), no dejan más remedio que recurrir a asociaciones y verdad que la de los indios del Amazonas hace pensar en ellos. Había visto algunos rostros de tribus del amazonas, pero no las tomé como modelos para estos dibujos porque las facciones del rostro las imagino diferentes, más alargadas y como dice de León "membrudos". Pero es sorprendente la similitud en la descripción de las formas de pintarse o tatuarse el rostro y el cuerpo con indios norteamericanos. Muchas gracias por tu comentario. Saludos.

Pedro de Ampudia dijo...

Felicidades Jorge por tu amor por los habitantes antiguos de Nuevo Leon, ojala mas personas se sumen a rescatar del olvido oficial esta parte de n uestra historia Neoleonesa
y muy bonitos tus dibujos
saludos

eljasjorge4 dijo...

Muchas Gracias por tu comentario Pablo, Saludos

Entradas populares