miércoles, 1 de marzo de 2017

Los primeros vecinos de Monterrey..... IV (Edificio Isaac Garza. Edad: 85 años)

Edificio Isaac Garza. Edad 85 años.


El terreno en que hoy se encuentra el Edificio Isaac Garza, es otro de los predios que alguna vez formaron parte del convento jesuita de San Francisco Javier. Una vez desaparecido el convento y retirado los padres jesuitas de la ciudad de Monterrey, las tierras, divididas en lotes, fueron puestas a la venta por la alcaldía.


Casasola (Fótografo)
Edificio Isaac Garza 1955

-      El 14 de noviembre de 1796, José Francisco Arizpe, Alcalde ordinario de la ciudad, solicita al ayuntamiento medio solar “a espaldas” de San Francisco Javier. La solicitud fue concedida. Arizpe pagó 187 pesos y cuatro reales por él terreno[1].

-      En 1807 José Valera, administrador de cábalas del Nuevo Reyno de León, compra la propiedad a Arizpe[2].

-      Entre 1807 y 1855, la propiedad debió cambiar de dueño a favor de Don Juan de la Garza Martínez padre de Don Isaac Garza. Asienta Tomás Mendirichaga: La casa familiar en que Isaac pasó la infancia, se  encontraba en la esquina noroeste de las Calles Terán (hoy Padre Mier) y del Ángel (luego del Teatro  y actualmente Escobedo)… Cuando Isaac tenía apenas dos o tres años murió su padre, heredando su viuda una buena fortuna en que se incluía además la casa frontera a la fachada sur del hogar, en la esquina suroeste del cruzamiento de aquellas calles (y donde en el siguiente siglo se construiría el Edificio Isaac Garza, en honor del hijo quien llegaría a ser prominente empresario). En 1856 la dama adquirió la propiedad de la esquina sureste del mismo cruce de calles, finca que había sido del obispo Marín de Porres y por la que pagó 16 mil pesos. Con ello llegó a ser propietaria de tres de las cuatro esquinas del importante crucero[3].

Hacia finales del S XIX, en aquél lugar había varias propiedades que mezclaban, según la costumbre de la época, la vivienda (en los pisos superiores) y los negocios en la planta baja. Así, vivía la familia de Don Juan Garza en los altos de los negocios que daban hacia las calles de Padre Mier y Escobedo. En 1900 aquella propiedad era de la Señora Manuela Garza viuda de Palacio y de sus hijos Don Isaac y Don Juan Garza”[4].


En la misma esquina, se encontró por algún tiempo la Botica “El Águila” del Dr. Lorenzo Sepúlveda. Hubo allí también una Mueblería de Don Irineo García y una sastrería de Nombre “La Ciudad de París”. Y, por la calle de Escobedo,  el Cine “Fausto”,  “donde las películas se animaban con música de fonógrafo (…) y con piano a cargo del Profesor Ernesto de Llano, padre de Ernesto de Llano, director de orquesta y pianista (…) Algunas variedades se presentaron en ese salón, recordando entre otras a las murgas de los "Piripitipis" y los "Sapininis".”.[5]

-      En 1909 ocurrió un terrible incendio que dañó a toda la manzana. Los periódicos de la época informan que en la planta baja de la casa de la Familia Garza se encontraba la “Compañía Manufacturera de Tubería de Plomo” del Señor Izaguirre y en la misma esquina había un inmueble de un solo piso ocupado por la tienda de abarrotes “La Bola de Oro” de Don Emilio Marínez. Y contiguo a la tienda de abarrotes (por la calle de Escobedo) se hallaba un edificio de dos plantas que, según los informes periodísticos, también era propiedad del Sr. Martínez. En ese edificio, en la planta baja, se hallaba el restaurante y cantina  de nombre “Salón Fausto” y en la parte superior, la vivienda de la familia de Don Juan de la Garza[6]. Junto al Salón, estaba el Cinematógrafo ya citado, que debió formar parte del mismo inmueble. Todas estas fincas en la esquina de Escobedo y Padre Mier no perecieron en el incendio y fueron las menos dañadas por él. Sin embargo el agua y la turbulencia durante la tragedia hicieron estragos en ellas.  Escribe el corresponsal de “El Diario”: “La cantina conocida con el nombre de Salón Fausto, uno de los sitios más bonitos de la ciudad, quedó completamente remojada”. Ni el Salón Fausto ni la tienda de Abarrotes poseían seguro.  “El Imparcial” señala que las pérdidas de Don Emilio Martínez se debieron a la “gran cantidad de botellas de licor y latas que se rompieron o extraviaron durante el siniestro”. Y agrega que sólo hacía algunos días que el Señor Martínez “había trasladado su comercio a este local, cancelando su póliza de seguros la semana pasada”.



-      Años después, en aquella esquina se construyó el “Edificio Garza” o “Edificio Isaac Garza” La fototeca del ITESM tiene en su galería de imágenes una del proyecto del inmueble fechado en 1920. En él, el edificio se representa con solo 3 pisos. La obra material debió esperar una década más para concretarse.



-      Entre 1930 y 1932, finalmente se lleva a cabo la construcción del pequeño "rascacielos" que pasado un tiempo llegó a tener seis pisos. Éste, de estilo Art Deco, era, según José P. Saldaña una “torre de Babel en miniatura… con presunciones de rascacielos”[7]. Lo de Babel, no tanto por su aspecto, sino porque en él, en la década de los 1940´s, en la que escribió Saldaña, allí podía encontrarse de todo: “médicos que combaten las dolencias físicas; dentistas que, sin dolor para ellos, extraen dientes y muelas dejando la boca más lisa que moneda antigua; ingenieros que construyen puentes, edificios, y que pavimentan hasta los ríos; publicistas capaces de hacer pasar el mezcal de Bustamante por Whiskey Baudifiel; abogados que desenredan madejas, haciendo otras más grandes…”[8]. Armando V. Flores, en su breve biografía del arquitecto Joaquín A. Mora, indica que éste participó en la construcción del “Edificio Isaac Garza”. A su llegada a Monterrey, hacia 1932, Mora, comienza inmediatamente a trabajar en el despacho del Arquitecto Manuel Muriel. “Con el nombre de Muriel y Mora, el despacho prolongará sus funciones hasta 1943, año en que fallece el Arq. Muriel, y que cierra esta primera etapa del enriquecimiento profesional del Arq. Mora. A este periodo pertenece la remodelación al Colegio Civil, el Hotel Colonial, el Banco de Comercio ubicado en las calles Padre Mier y Paras, el Edificio Isaac Garza… (etc.)”[9]


Calle Padre Mier hacia el Poniente (1950s) A la Izquierda el Edificio Isaac Garza

Hoy, en la Planta baja del Edificio, que ha perdido su añejo aspecto y sus matices por haberse recubierto su fachada, opera una sucursal del Banco BBVA Bancomer.


Edificio Isaac Garza, Google Maps 2017






[1] Cfr. MENDIRICHAGA CUEVA, Tomas Monterrey Antiguo Casas y Materiales de construcción I op. cit p. 588.
[2] Cfr. MENDIRICHAGA CUEVA, Tomas Monterrey Antiguo Casas y Materiales de construcción II op. cit p. 572
[3] MENDIRICHAGA, Rodrigo Perfiles de emprendedores del comercio en Nuevo León: Biografías breves Canaco 1992 p. 88.
[4] Cfr. REYES, Bernardo Memorias que el Ciudadano General Bernardo Reyes, Gobernador Constitucional del Estado de Nuevo León, presenta a la XXXII Legislatura del mismo y que corresponde al período transcurrido del 4 de octubre de 1899 al 3 de octubre de 1903. Monterrey 1903.
[5] SALDAÑA,  José P. Estampas Antiguas de Monterrey,  Gobierno del Estado de Nuevo León, 3a Ed. 1981, p. 99.
[6] En algunas notas de periódico de 1909 a propósito del gran incendio, se menciona también a la Fmilia Garza Lafón viviendo en los altos de los negocios que daban hacia la calle Padre Mier. 
[7] SALDAÑA, José P., Estampas…. Op cit. p.  99.
[8] Ibid. p. 98-99.
[9] UNIVERSIDAD MEXICANA DEL NORESTE, Educadores de Nuevo León. Monterrey, Nuevo León, México, 2001, p. 140.

2 comentarios:

Maria Antonieta Alvarez-Guajardo dijo...

Como siempre no solo es una información, sino nos evoca que nuestro terruño es y seguirá siendo bello

Jorge Elías dijo...

Muchas Gracias María Antonieta. Nuestra ciudad entre montañas tiene su belleza peculiar. Y nosotros, a quienes por suerte o por destino, nos tocó nacer y vivir en ella, formamos parte de su historia.

Entradas populares